Trayectoria

Nací en Pamplona (Navarra), España en 1957. Estudié Arte y Diseño en Bilbao y siempre he tenido un gran interés autodidacta dentro del mundo del arte. Terminada mi etapa como futbolista profesional, comencé mi nueva profesión como escultor.

Soy un escultor conceptual que poco a poco voy adentrándome en la abstracción. Estoy muy ligado al mundo natural. Me parece fundamental la luz, el color y las formas de cada escultura. Son tres conceptos que si los mezclas bien, puedes quitar el polvo a las pasiones, sensaciones y emociones artísticas escondidas y dormidas en el espectador. “Es necesario saber dialogar con la naturaleza que nos rodea “.

Una de mis principales prioridades es ser fiel a mí mismo y ser lo más original y profesional posible a la hora de crear una escultura. Algunas de mis obras reflejan situaciones, personas, cosas, motivos que he conocido anteriormente. En el mundo de la escultura siempre es bueno mirar hacia atrás pero hay que seguir aprendiendo hasta el final. “La escultura te enseña que el tiempo no existe “.

Pretendo hablar con las manos e intento descubrir, plasmar ver y tocar una idea que ni se ve ni se toca. Todo ello dentro de un laberinto que parece que no tiene salida pero que poco la vas encontrando para satisfacción de todos. Mi obra es fruto de una búsqueda de creatividad y originalidad para intentar entrar en las diferentes mentes y sensibilidades que poseen las personas amantes del arte y las que no lo son.


Entrevista de Movistar +

"Del cuero al hierro, del césped al taller, del fútbol al arte. Carlos Purroy, el ex futbolista de Osasuna que se enamoró de la escultura."

Felix Maraña

Periodista y Escritor
Carlos Purroy con Felix Maraña
Carlos Purroy con Felix Maraña y Carlos Aurtenetxe

En el libro más autobiográfico, más gráfico y más completo de los publicados (es lo que hace que los catálogos al uso dejen de llamarse catálogos, para convertirse en libros, sin dejar de ser catálogos al mismo tiempo), “Del cuero al hierro. Escultura y naturaleza en Carlos Purroy” (Bermingham, 2018), digo que la escultura de Carlos Purroy es entraña y conjunción de todos elementos de la Naturaleza, con el hombre dentro, el hombre concreto, el escultor, y la Humanidad. Es una simbiosis de figura y configura el entendimiento del mundo, al fundir piedra, madera, minerales, árboles y nubes, en un lenguaje pánico, donde lo humano abraza la libertad y desoye todo cuanto le impide ser humano. Abstracción y figura, encastados, en un lenguaje comprensible, con un discurso destinado a comunicar que “la Naturaleza y el hombre –como decía el gran ecólogo Ramón Margalet–, son una misma cosa”.

Porque, como abundo en el citado libro, esa conducta del escultor en el campo y con el campo se expresa hoy en una de sus esculturas emblemáticas, “Entendimiento” (Ulertzeko) –hierro lacado y madera de roble–, donde el artista celebra el convenio, el acuerdo, el encuentro, porque siempre le ha maravillado el hecho de que las personas puedan entenderse, acercar la mirada, encontrarse: cuatro miradas en conexión. La escuela de convivencia que encontró en las instalaciones de Lezama –esa cuna donde el Atletic Club de entonces formaba a los jóvenes en algo más que en balompié– no fue casual, y sigue proyectándose en su vida y en su escultura. Por ello, cuando el Athletic de Bilbao encargó al ya escultor una obra para sus instalaciones, no dudó en ponerle un título de horizonte amplio: “Etorkizuna. Futuro” –hierro y madera de roble viejo.

Chesterton, que era tanto humor como pensamiento, al hablar de la obediencia de los humanos, calificaba el acuerdo, la concordia, como un trueno, pero añadía: “¿Por qué imaginan los necios que el alma es libre sólo cuando discrepa del orden común? Incluso la muchedumbre que se alza para quemar y destruir debe toda su grandeza y terror, y cierta autoridad, no a su ira, sino a su acuerdo. ¿Por qué debería hacernos sentir libres el mero desacuerdo?”.

Pero si reparamos en los títulos de las esculturas de Purroy hallamos esa misma intención, esa convocatoria de encuentro entre diferentes, esa agrupación de voluntades, que van más allá de una cuestión de título, y expresan no sólo una intención del artista sino una conducta, una proyección que explica su obra y hace que la abstracción se asiente en la realidad. Así: “Mestizos”, “Fauna sin salida”, “Amistades”, “Pájaros en la roca”, “Pájaros en familia”, “Pelea de pájaros”, “Pájaros jugando”, “Pájaros en alerta”, “Pájaro hembra con sus crías”, “Colonia de pájaros”, “Parejas cantando”, “Reunión amistosa”, “Reunión intranquila”, “Reunión indiferente”, “Grupo cantando”, “Reunión de apoyo”, “Mujeres con el pelo al viento”, “Jota improvisada”, “Gitanos”, “Estampida”.

El poeta Eugenio de Nora, que conoció de cerca la obra de Blas de Otero, afirmaba que la poesía del bilbaino “contiene multitudes”. Las esculturas de Purroy contienen, tanto en los títulos como en la forma objetiva, ese halo de universalidad concentrada, ese eco plural que Nora atribuía con acierto a la lírica del autor de “Pido la paz y la palabra”. Incluso la escultura dedicada a su madre, quien le empujó al conocimiento y el desarrollo intelectual desde niño, tiene un título plural: “Amistades”. Pero eso no es todo, porque Carlos Purroy sigue discurriendo, creando, discutiendo su obra en la madurez, en una camino de decantación de figuras, formas y futuro. Es decir, poesía

Felix Maraña

Premios

Premio Reina Sofia 2018

Semifinalista

Concurso Internacional Florence-Shanghai Prize 2012

Finalista

Concurso A Favor de la Juventud 2005

Finalista

Concurso Multinacionales de Navarra 2002

Ganador

II Bienal Navarra Deporte y Arte 2001

Cuarto Premio

Galardón Deportivo Navarra 2000

Primer Premio

Bienal Navarra Deporte y Arte 1999

Primer Premio

Exposiciones

Galería ORFILA. NUEVA ABSTRACCION VASCA

Madrid (2020)

54 Premio Reina Sofia. Exposición en La Casa De Vacas. Parque Del Buen Retiro.

Madrid (2019)

EL HIERRO ESE AMIGO DE BILBAO

El Museo Marítimo de Bilbao, Vizcaya (2018)

25 AÑOS DE CULTURA en la CASA DE LA CULTURA

Zizur Mayor, Navarra (2018)

ABARTIUM en EL CASTILLO DE MONTESQUIU

Barcelona (2018)

ABARTIUM en CALLDELLETENES

Barcelona (2017)

CIRCUIT ARTISTIC de la Fundación CLARET

Barcelona (2017)

EUSKAL ETXEA

Madrid (2016)

Dom-Art

Dax, Francia (2014)

Art-Galerie

Hossegor, Francia (2014)

Portal

San Juan de Luz, Francia (2013)

Hotel Du Palais

Biarritz, Francia (2013)

AROMAS DE HIERRO en el Edificio ABC Serrano

Madrid (2011)

Galería Doña Sancha

Covarrubias, Burgos (2011)

Archivo del Adelantado de Castilla de Felipe II

Covarrubias, Burgos (2010)

Art-Madrid - Galería Arte Trece

Madrid (2010)

«Tenemos Dos Manos para Ver» en el Museo de la O.N.C.E

Madrid (2010)

Galería Apolo

Pamplona (2009)

Galería Artetrece

Madrid (2009)

«Frio y Calido Hierro» en Vinarium

Mutilva Baja, Navarra (2008)

Galería Alfonso XIII

Madrid (2008)

ART-MADRID. Galería Artetrece

Madrid (2008)

Galería Alfonso XIII

Madrid (2007)

ART-MADRID. Palacio de Cristal de la Casa de Campo

Madrid (2007)

Galería Alfonso XIII

Madrid (2006)

Art-Madrid. Palacio de Cristal de la Casa de Campo. Galería Artetrece

Madrid (2005)

Galería Alfonso XIII

Madrid (2003-2004)

Galeria Alfonso XIII

Madrid (2003)

Pabellón de Mixtos de la Ciudadela de Pamplona. Universidad de Navarra

Pamplona (2002)

Galería Alfonso XIII

Madrid (2002)

Casa de Cultura

Zizur Mayor, Navarra (2002)

Palacio de Ibaigane

Bilbao (2001)

Casa de Cultura del Valle de Aranguren

Mutilva Alta, Navarra (2001)